La Jurisdicción Especial para la Paz aceptó este jueves llevar el caso del exsenador Álvaro Asthon, quien es investigado por vínculos con paramilitares y por su participación de lo que en Colombia se ha conocido como el ‘cartel de la Toga’.

Entre los argumentos expuestos por la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas por lo cuales, la JEP terminó aceptando a Asthon al considerarlo como agente estatal y no como miembro de la fuerza pública, toda vez que el excongresista tuvo vínculos con las autodefensas y el exparamilitar Carlos Mario García Ávila, alias ‘El Médico’.

Además, la JEP también consideró que es de su competencia investigar al exsenador por su presunta participación en el ‘cartel de la toga’, pues consideró que contra Asthon hay señalamientos que lo comprometen con sobornos al presidente de la Corte Suprema, Francisco Ricaurte, y el exfiscal anticorrupción, Gustavo Moreno, para dilatar el proceso que se le seguía por parapolítica.

«La relación con el conflicto armado en este caso podría derivarse del móvil que determinó la intención de tratar de encubrir con impunidad las alianzas delictivas entre políticos, empresarios y paramilitares del departamento de Atlántico», explica la JEP en el documento.

Sin embargo, la JEP también aclaró que es posible que, como se vaya llevando el caso, se determine que la investigación no le corresponda a este tribunal de justicia transicional.

#DIARIOLALIBERTAD