Por: Redacción.

Rafael Sánchez, aventajado discípulo del ‘Cura’ Bernardo Hoyos y luego su amigo personal, hoy esta distanciado de quien fuera su maestro en la lides políticas, por circunstancias de la vida y de la política misma.

Hoy, Rafa es candidato a la Alcaldía de Barranquilla, pero su entrañable amigo, lejos de apoyarlo, ha decidido unirse a la campaña totalmente contraria a la de Sánchez.

Los comentarios en la calle y sobre todo en la zona del suroriente de nuestra ciudad, donde el controvertido Hoyos, aún tiene liderazgo, son variados y hasta jocosos. “Erdaaa, el Cura se fue con Pumarejo y Elsa, Rafa mochao”, dijo una señora vecina de Rebolo recientemente. Por otra parte, en corrillos, esquinas y callejones de esa zona de la ciudad, se tejen todo tipo de conjeturas. “Rafa no lleva gane”, dicen algunos, mientras que otros han justificado el comportamiento del ex alcalde. “Marica el último. El Cura sabe que Pumarejo y Elsa son los que van a ganar”, sentenció un vendedor de aguacates, en la calle 26. “Yo no estoy de acuerdo, con eso. El Padre no se puede unir con los que antes estaban en contra de él”, gritó a su vecina una pensionada que tiene más de 30 años de vivir en La Nieves. 

A todas estas, mientras se prepara una reunión para el próximo domingo 25 de agosto en el Rincón Latino (quien lo creyera), entre Elsa Noguera, Jaime Pumarejo y el propio Bernardo Hoyos, para sellar lo que llaman un acuerdo programático, Rafael Sánchez, el candidato que critica fuertemente a Pumarejo, dice que prefiere no hablar del tema. Sin embargo, un par de periodistas acuciosos lo ‘puyaron’, para ver si soltaba alguna opinión de ese sancocho político que se está cocinando en el corazón de Rebolo y Sánchez dijo solamente: “Admiro y respeto a Bernardo Hoyos; siempre he sido una persona agradecida con él. Hoy respeto su posición de apoyar a Elsa Noguera y a Jaime Pumarejo. Respeto esa posición porque es un ciudadano que está en toda la libertad de hacerlo”.

Una salida bien elegante la de Rafa, que no se dejó acorralar, por los reporteros.

Cuando ya el escritor de esta nota se alejaba de esa zona, donde la política hierve, igual que las famosas sopas de la señora Maye, se encontró con un personaje pintoresco que soltó la perla del día: “Joda, me vas a decir que el Cura Hoyos no extraña a Rafael Sánchez. De que lo extraña, lo extraña…” Cuando le preguntamos el porqué de tal afirmación al autor de la misma, un carpintero que fabrica mesas y bancos y es muy popular en la 17, nos dijo: “Ustedes no ven que siempre lo menciona. A cada rato, que Rafa pa aquí, que Rafa pa’ allá. Cada vez que hay reunión en el Rincón (Latino), lo menciona como 5 veces”, recalcó El Nene, que es como llaman a este artesano de la madera.

Ustedes, amables lectores, saquen sus propias conclusiones.