Por: Redacción.

*En un claro ejemplo de coerción a la libertad de prensa

El diario LA LIBERTAD fue víctima de un claro ejemplo de coerción a la libertad de prensa, cuando seis policías, sin justa causa y de manera arbitraria y abusiva, obligaron al reportero gráfico de esta casa periodística, Cristian Acosta, a borrar el material gráfico de todo un día de trabajo, cuando el joven hacía el cubrimiento de una noticia sobre una balacera donde dos hombres terminaron muertos en circunstancias registradas en la calle 93 con carrera 47, barrio Altamira.

Lo más denigrante es que a pesar de haber muchas personas registrando el hecho con sus celulares, los uniformados se enfocaron solamente en el fotógrafo del diario LA LIBERTAD, quien a pesar de manifestarles varias veces quién era él y qué se encontraba haciendo en el lugar, se hicieron los sordos, y por el contrario se mostraron abusivos en su poder de autoridad, llegando incluso a pedirle en tono altanero el documento de identidad al joven profesional y le tomaron fotografías al documento y a él. ¿Acaso eso es legal?, se portaron como si se estuvieran dirigiendo a un delincuente que acabaran de capturar.

Los seis uniformados rodearon al profesional de la reportería gráfica, intimidándole y ejerciendo su autoridad y poderío, y de esta forma coartando el derecho a la libertad de prensa en un país democrático donde los abusos son continuos, por ello nos preguntamos ¿qué medidas tomará el comandante de la Policía General Ricardo Alarcón Campo, para frenar este accionar o acaso él desconoce el proceder de sus subalternos, quienes de manera irónica y despectiva hacen creer que les vale poco que el máximo jefe de la Policía Metropolitana se entere?

Para esta casa periodística es insultante que los policías atenten contra la labor de un reportero que su función es cubrir el diario acontecer, ¿o será que hay una fijación contra el DIARIO LA LIBERTAD?

Señores de la Policía Metropolitana de Barranquilla, cómo explican ustedes, que al tiempo que el fotógrafo del diario LA LIBERTAD era coartado en su trabajo, ya videos y fotos del hombre que murió en el lugar de los hechos circulaban en las diferentes redes sociales?

Dichos videos y fotos fueron tomados a escasos metros de distancia de donde reposaba el cuerpo sin vida de una de las víctimas de la citada balacera. Y sin embargo, a esas personas nada les pasó. Ningún policía les borró nada.

O todos en la cama o todos en el suelo. La ley debe ser igual para todos, no solo en contra del trabajo realizado por el DIARIO LA LIBERTAD, como ocurrió en este caso.

Por favor, ya basta de tanto procedimiento abusivo por parte de nuestras autoridades.

#poliigticaconLibertad