Por: Redacción.

Nunca antes en Soledad una campaña a la Alcaldía de dicha población había levantado tanto fervor y simpatía como la que en esta oportunidad ha conseguido Beatriz Barraza Parra.

Una mujer seria, sencilla y tra bajadora, sin ostentosos títulos y especializaciones académicas, pero con la innata vocación de servir y la sabiduría natural de la gente humilde y generosa, Beatriz ha conquistado el corazón de miles de mujeres y hombres, jóvenes y maduros que encuen- tran en ella sinceridad y autenticidad.

Muy seguramente ese pueblo pueblo, como lo llaman los sociólogos, le dará la victoria en las urnas mañana y de paso hará historia consiguiendo que por primera vez en una ciudad como Soledad, la séptima en el país por su número de habitantes, una mujer sea elegida a través del voto popular como alcaldesa de dicha municipalidad. Beatriz ha caminado toda Soledad, regalando sonrisas, mostrando su gran disposición para trabajar por la comunidad, bajo la lluvia y el sol, pero siempre con las ganas de servir, de colaborar de aportar.

Por donde caminó siempre halló brazos abiertos y rostros agrad- ables, invaluables tesoros que la humildad puede brindar a quienes aprecia: amor, lealtad, esperanza: “Yo la conozco a usted. Es la de la notaría. Usted me ayudó con los papeles de mis hijos” le dijeron miles de veces. Beatriz será recordada sin nin- guna duda, sin importar el resultado de los comicios, como la mujer que caminó sin quejarse, sin negar un abrazo, con la sonrisa intacta, pero sin decir no a una charla o a una reunión, pero lo más importante, la mujer que logró reunir a su lado a 22 mil caminantes atraídos solo por el fervor que otorga la confianza. Nunca ofreció algo distinto a su disponibilidad de trabajo. Un puño hacia arriba fue la imagen de su campaña.

Jóvenes, ancianos, profesionales, dirigentes cívicos, educadores y amas de casa, entre otros gru- pos poblacionales, siguieron a Beatriz y escucharon sus planes e iniciativas y mañana, frente al tarjetón implacable y en el solitario cubículo, utensilios de nuestra democracia, estarán entregándole la confianza para que se encargue de regir los destinos de una Soledad maltratada durante décadas, pero no vencida ni entregada. Una Soledad con dignidad, como dice claramente el ‘slogan’ de Beatriz Barraza, la primera en las encuestas y la más opcionada para ocupar el primer cargo público de la segunda ciudad del Atlántico.

Beatriz sigue al frente

Con un resultado del 41 por ciento en cuanto a la intención de voto de los soledeños, cerró Beatriz Barraza Parra, la candidata del MAIS a la Alcaldía de Soledad su campaña como aspirante al primer cargo administrativo de dicha población, la segunda más importante de nuestro departamento.

La mencionada cifra es el resultado de un estudio serio y respon- sable realizado por la firma encuestadora Mediciones y Servicios de Marketing, al cual, según la ficha técnica del estudio, fue realizada mediante entrevista personal cara a cara en hogares, con rem- plazamiento. (filtro aplicado: cédula inscrita y decisión de votar). El resultado muestra a Beatriz Barraza en el primer lugar con 41 por ciento. Rodolfo Ucrós en el segundo con 23,9 por ciento y William Torres con 22,4 por ciento en el tercer lugar. Posteriormente siguen William Franco, Fidel Plata, Voto en blanco, aún no sabe, Jaime Martínez, Saulo Aristizábal, Rafael Palmera y Carlos Gualdrón.

#politicaconLibertad