Por: Redacción.

Han pasado cuatro meses y los soledeños se preguntan qué ha pasado con las destituciones e inhabilidades de los 19 concejales del municipio, por qué la Procuraduría General de la Nación ha dilatado el fallo de segunda instancia, quién o quiénes están detrás de eso.

Lo más preocupante es que si el fallo del Ministerio Público consideró como “falta típica e ilícita sustancialmente de carácter gravísimo en la que incurrieron los investigados, suficientemente probada en el presente caso, se cometió bajo la modalidad dolosa y por ello los concejales del municipio de Soledad, Atlántico, deben responder disciplinariamente”. Entonces qué ha pasado con la sanción.

Cabe recordar que el 12 de julio la Procuraduría Provincial de Santa Marta emitió un fallo de primera instancia contra los 19 concejales del municipio de Soledad que son investigados por extralimitación, luego que aprobaran el Fondo de Fomento y Desarrollo del Deporte de ese municipio mediante el Acuerdo 000199.

En el Acuerdo se estableció un impuesto de 1.5% de financiación sobre todos los contratos y convenios suscritos por el municipio, cuya cuantía fuera igual o superará los 26 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

El fallo sancionatorio de la Procuraduría cobija a Ruby Puente Garizabal, Ricardo Arcón Hereira, Juan Carlos Orozco, Gladys Magdalena Arraut, Julio César Cabrera, Astrid de los Milagros Barraza, Rubén Antonio Cartagena, Robin Basilio Castro, Alexandra Patricia Hernández, Enrique Horacio del Castillo, Robinson José Buelvas, Félix Alberto Donado, Daniel Iván Florián, Álvaro Enrique Martínez, Jorge Humberto Mejía, Adriana Marcela Molinares, Rodrigo Edison Martínez, Johnny Eduardo Pulgar, y Monte Wuilliano Valbuena.

Los concejales temerosos del fallo en primera instancia fueron habilidosos y para asegurar su curul decidieron algunos elegirse en ‘cuerpo ajeno’ y nombraron a esposas, novias, hijos, sobrinos, hermanos entre otros, pero los más temerarios y los desafiantes como Robin Castro Faillace, Astrid Barraza y Jairo Samper, hicieron caso omiso a la decisión judicial por ello se burlaron del Procurador General Fernando Carrillo Flórez y del Tribunal Administrativo del Atlántico, pese a estar inhabilitados en primera instancia, presentaron sus nombres para la reciente contienda electoral, en la que resultaron reelegidos; desafiando así los fallos de la Procuraduría General de la Nación.

Ante la dilación, silencio e indiferencia del Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, frente a un caso de clara corrupción, hoy los habitantes de Soledad exigen y esperan una pronta respuesta de la segunda instancia, puesto que quedará esa sensación de que en Soledad a los corruptos no les pasa nada.

Los soledeños nuevamente tienen ese sabor amargo de que a “los corruptos de Soledad no les pasa nada”; dado que existe un fallo de segunda instancia dilatado desde la misma Procuraduría; evidencias suficientes de que la corrupción electoral hizo fiesta el 27 de octubre pasado; y sobre todo, la indiferencia de unos entes de control que como tal brillan por su ausencia en resultados contundentes.

¿Será que los corruptos en Soledad tienen privilegios?

Es lastimoso comprobar que en Soledad los corruptos tienen privilegios, los que se evidenciaron el pasado 27 de octubre, durante la jornada electoral, en la que un grupo considerable de personas se aglutinaron para exigir el presunto pago de su voto o “día de trabajo” frente a una de las sedes políticas de la candidata electa, por el partido Conservador, Elaine Cabrera, es decir, en la “casa Blanca” de Soledad, frente a este hecho de corrupción electoral, que fue noticia Nacional, pero también el Procurador Fernando Carrillo ha guardado total silencio, muy a pesar, que para la jornada electoral manifestó el desplazamiento de varios funcionarios desde la capital del país.

Situación que ha resultado más evidente que la vivida en la “Casa Blanca”, de la entonces Representante a la Cámara Aída Merlano; sin embargo, los entes de control han sido determinantes para que Elaine Cabrera, hija del concejal de Soledad, Julio Cabrera Rodríguez, siga ser llamada a rendir cuentas ante ese bochornoso acto como es la presunta compra de votos liderada por una organización criminal, videos muestran a cientos de personas con camiseta blanca exigiendo el pago de su día de trabajo y del voto.

Asimismo, la Procuraduría ha hecho caso omiso a su campaña “Yo voto limpio’, la cual nació con el objetivo de ofrecer garantías electorales a todos los participantes de la contienda del 27 de octubre, para así crear conciencia en los ciudadanos sobre la importancia de un voto limpio.

La Fiscalía General de la Nación también ha demostrado un hermetismo, ante los resultados de las indagaciones relacionadas con el caso de corrupción electoral, en la que están involucradas las concejalas electas Elaine Cabrera y Cielo Racedo Ibáñez, investigaciones que están durmiendo en los escritorios del CTI.

Otro proceso que también se encuentra ‘estancado’ es el caso del concejal electo Jairo Samper Rojas, en la Jurisdicción Especial de Justicia y Paz, muy a pesar de los múltiples señalamientos por parte de miembros de la antigua AUC, en la que lo vinculan como presunto miembro de esa organización criminal, cuando fungía como funcionario del Hospital Materno Infantil de Soledad, en la época de la exalcaldesa Rosa Estela Ibáñez, aun no lo han llamado a rendir su versión.

Ante tanta desidia y negligencia para hacer efectiva las decisiones judiciales y que tienen a Soledad enlodado y considerándolo como uno de los municipios más corruptos del país, donde la gente hace y deshace ante la mirada ciega de la Procuraduría, la Fiscalía, la Policía, los jueces y magistrados de la República.
Por ello los soledeños claman que se limpie el nombre del municipio, ya llegó la hora de dejar a un lado el estigma que Soledad es uno de los municipios más corrupto, por ello todos deben sentir dolor de patria y alzar la voz alegando que aquí vive gente honesta y trabajadora.

#politicaconLibertad