Por: Redacción.

El Paro Nacional y la protesta pacífica convocada por diferentes organizaciones sociales el próximo 21 de noviembre, obedecen a reclamos justos en materia educativa, laboral, social y tributarias. Sectores sociales del país deciden parar y manifestarse para reclamar legítimamente sus derechos.

Nuestra invitación es que las autoridades garanticen el desarrollo de la jornada, puesto que es derecho del pueblo la manifestación pacífica. Exhorto a los ciudadanos a marchar sin miedo, sin violencia, con alegría y en paz por la dignidad de los colombianos.

Expreso públicamente mi intención de reunirme con los organizadores de la jornada de movilización en el Departamento, para escuchar sus posiciones. Nuestra lucha siempre ha estado orientada a la defensa de los derechos de las mayorías, así que conocemos y entendemos su inconformidad.

En Colombia debemos seguir trabajando y luchando por la Educación Pública, por consolidar un país en equidad con más oportunidades, donde se respeten los acuerdos de paz, se garantice la vida de nuestros líderes sociales, los derechos de la oposición y los de los pueblos indígenas.