Por: Redacción.

Un evento tradicional que se viene realizando por años en siete bocas, como lo es la izada de banderas por parte del Cumbión de Oro, quiere ser acabada.

Al igual que hace ocho días, personal de la Policía llegó al momento de la respuesta del grupo anfitrión al “asalto” de Tambó.

Esta vez no hicieron sonar pitos y sirenas ensordecedoras, con que terminaron dispersando a los asistentes y gestores del Carnaval, el viernes anterior. Pero igual, la presencia intimidante de la Policia dio por terminado el evento tradicional antes de tiempo el permiso otorgado.

El asalto es la presentación del grupo anfitrión y no pudieron tocar porque pusieron dos patrullas.

El llamado al comandante de la Policía a respetar nuestras tradiciones, más aún cuando se tiene el permiso en un horario reglamentado.

#politicaconLibertad