Por: Redacción.

Son muchos los cuestionamientos que han surgido en torno al comportamiento por parte de algunos secretarios que conforman el gabinete del Gobernador Carlos Caicedo en el departamento del Magdalena.

Lo más triste de esta situación es que algunos cargos de suma importancia, estén al frente de personas que por carecer de humildad, terminan cometiendo atropellos desmedidos, dejando una mala imagen a la opinión pública.

Esta situación no es ajena a la cartera de educación del Magdalena, en cabeza del señor Luis Albeto Gruberg, quien ha sido blanco de una amenaza escrita en las últimas horas y que al parecer, sería de parte de las Águilas Negras, Bloque Capital D.C.

La amenaza se da causalmente, después de la masacre laboral de 86 maestros correspondientes a Zona Bananera, Aracataca, Fundación, etc., quienes manifiestan que el Secretario de Educación no les dio justificación de la salida, donde 10 tutores privados también fueron desvinculados de sus cargos para un total de 96 maestros despedidos, los cuales obtuvieron sus cargos luego de pasar por exámenes de meritocracia convocados por el Ministerio de Educación, logrando superarlos hasta hacerse acreedores al puesto que hasta hace poco ocupaban, contrario a quienes ha nombrado a dedo el Secretario de Educación del Magdalena, quizás, cumpliendo compromiso con ‘padrinos políticos’, sin cumplir con el debido proceso.

“El Ministerio de Educación hizo una convocatoria, presentamos un concurso por meritocracia para ser tutores del sector privado, estuvimos cinco años; fue un concurso de varias fases, incluso, en noviembre (de 2019) realizaron formación porque supuestamente los tutores íbamos a continuar dos años más en el programa”, comentó Duvis Lacera, una de las tutoras despedidas.

Se conoció que seis docentes repitieron en sus cargos por política de la administración, lo que llevaría por derecho a igualdad a repetir al resto de docentes.

En Colombia, no es de extrañar que se generen este tipo de amenazas contra personalidades del sector público, sin embargo, también vale la pena tener en cuenta que en múltiples ocaciones el comportamiento displicente por parte de los funcionarios, influye de manera notoria para que se den este tipo de situaciones a falta de respeto con sus semejantes, cuando se recuerda que el Sr. Gruberg, en reiteradas ocaciones la falta de cortesía con las personas, lleva a pensar que el elevado ego que le han dado los cargos durante su trayectoria profesional, sean la causa de su conducta cuestionable, la misma que se vio replicada cuando fungió como presidente de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), donde igualmente fue objeto de amenazas.

Para nadie es un secreto que el cuerpo docentes del Magdalena se siente marginado, como actores de la película “Durmiendo con el enemigo”, donde la actuación estelar está a cargo del Sr. Gruberg, al NO sentirse identificados y mucho menos representados con el mismo, más aún, cuando no cuentan con un acercamiento en la secretaria de educación, donde se ve de forma directa, la manera como son discriminados y tratados en esas dependencias.

A pesar que los medios de comunicación siempre le han tenido abiertas las puertas sin importar sus desplantes, se hace un llamado a las autoridades a que tomen medidas de control ante las amenazas que se le hacen a funcionarios del Departamento del Magdalena.

#politicaconLibertad