Por: Caroline Miranda

En los bancos de Barranquilla, las personas continúan haciendo caso omiso al distanciamiento social o físico, el panorama que se ve en un día normal –sabiendo que el riesgo en las calles continúa– es este:

No se mantiene el espacio entre personas, aglomeraciones en las filas, ignorando que mantener la distancia es una de las mejores herramientas para evitar el contagio de covid-19.

Han sido muchas las recomendaciones hechas por el Ministerio de Salud y la Secretaría Distrital, quienes se han encargado de concientizar a las personas a mantener las medidas para prevenir el contagio del virus, sin embargo, parece que más importan las diligencias que la salud.

Ya van 163 casos, cifra que en unas horas probablemente podría aumentar y si las personas no acatan las medidas dictadas por el Ministerio de Salud el gobierno local tomará decisiones drásticas, tal como lo hizo saber el mandatario Jaime Pumarejo, quien al ver las aglomeraciones en el transporte público aseguró que evaluará la suspensión de rutas si los usuarios no colaboran, por eso quienes sí toman las medidas molestos piden a la Alcaldía que genere más conciencia social, para evitar que en la ciudad aumente la cifra de contagiados y colapse el sistema de salud.

#politicaconLibertad