Por: Redacción

La canalización del arroyo Hospital que se creía terminada según el secretario de Obras Públicas, Rafael Lafont, decepcionó a los habitantes del barrio Rebolo, quienes tras las fuertes lluvias del pasado 19 de mayo, les ha tocado vivir en las calles a causa de las inundaciones en sus viviendas.

Son varias familias las afectadas por las inundaciones, quienes continúan en las calles con sus enseres dañados, ellos afirman que han recibido las entregas de colchonetas y algunas ayudas, por parte de la Alcaldía Distrital, sin embargo, las familias se sienten desesperadas ya que ahora mismo sus viviendas se encuentran en mal estado y no saben si otra lluvia torrencial como la anterior volverá a ocurrir, lo cual los tiene con incertidumbre. Vecinos que se encuentran ubicados desde la calle 29 hasta la 8 y por la carrera 35, son los más afectados por las inundaciones de sus casas.

Por otro lado, en la calle 16 entre carrera 29 y 30, frente al puesto de salud de Rebolo, los vecinos denunciaron que hace más de un mes hay un hueco en un alcantarillado y por las lluvias se llenó de agua que hoy ha enfermado a niños por los mosquitos y los malos olores en el lugar. Jesús Osorio, residente del barrio aseguró: “aquí estuvieron funcionarios de Gestión Social, pero el problema acá también es la Triple A quienes no han podido arreglar este hueco que está frente al puesto de salud, los niños tienen picaduras de los mosquitos, a parte de la pandemia que estamos viviendo en este momento el dengue es una enfermedad que también nos preocupa, además de los fuertes olores.

#politicaconlibertad