Por: Luz Marina Esper

“La ciudadanía no puede perder su confianza en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de las clínicas privadas y de los hospitales públicos, ni tampoco en los médicos que manejan esas unidades”, así se refirió Ulahy Beltrán, médico y consultor de servicios de salud, al cuestionar el alcance de las palabras del Ministro de Salud, Fernando Ruiz, quien hace unos días provocó dudas sobre las clínicas y los hospi- tales del país al advertir que en las UCI se estarían dejando pacientes más días que los que debían permanecer allí, para facturar más.

Según Beltrán, esa posición del Ministro ha provocado el rechazo de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo, la Federación de Sindicatos Médicos, la Sociedad Colombiana de Reanimación y Anestesiología (SCARE) y muchas entidades más, pues generan un daño incalculable en dos de los activos más grandes que tienen los médicos intensivistas y las UCI en la población general que demanda estos servicios de alta complejidad: la confianza y la credibilidad.

“Este tipo de advertencias que dio el Ministro y que son muy generales y nada específicas, puede motivar que la gente del común se resista a ir a las clínicas y hospitales por no ser ingresados a una UCI y la muerte se los tomará en la casa por la falta de atención oportuna y especializada, como ya de hecho viene ocurriendo”, agregó el consultor. Manifestó que hoy resulta además de inoportuno, injusto cuestionar asuntos tan importantes como la integridad ética, moral y humana de los

médicos intensivistas y demás profesionales que trabajan en las UCI, “quienes hoy precisamente son quienes están poniendo la carne en el asador porque están exponiendo sus vidas cada día y cada noche en las UCI de las clínicas y hospitales públicos que justamente presentan mayor posibilidad de contaminación y que por ello son los sitios por lo tanto con mayor probabilidad de contagio para el recurso humano que labora en esas unidades”.

De acuerdo con Beltrán, “la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo (AMCI) a través de su presidente nacional ya explicó que no existe ninguna diferen- ciación de criterios, procedimientos o metodologías para el ingreso y egreso de pacientes con Covid-19, y que debido a la actual pandemia se asume que hay mayor probabilidad, ya que hay más enfermos, de que las UCI tengan mayor población de pacientes con Covid-19.

Y de acuerdo con esa agremiación científica es importante que la comunidad sepa que por cada 10 pacientes en UCI, fallecen entre 4 y 7 personas, precisamente, pues el estado en el que ingresa un paciente a estas unidades reviste real gravedad, que es justamente uno de los criterios fundamentales para que un paciente ingrese a ese tipo de servicio de alta complejidad”.

Otra de las falsas percepciones que hoy tienen las personas a partir de las desafortunadas palabras del Ministro de Salud según Beltrán, es que se está dejando a propósito a pacientes con Covid-19 en las UCI más días para que las clínicas y hospitales facturen más.

“Eso es totalmente falso, lo que ocurre es que los pacientes con Covid-19 que ingresan a las UCI, por su estado de gravedad con el que llegan y la complejidad de esta enfermedad, tienen que tener obligadamente una estancia en UCI que suele ser más larga que la de otros pacientes que por otro tipo de enfermedades o eventos requieran ser manejados en UCI”, continuó explicando.

Para él, resulta importante que se divulgue lo que los mismos intensivistas agrupados en la AMCI han dicho que los pacientes con Covid-19 llegan a una UCI para quedarse por más tiempo.

Incluso, agregó que estos especialistas han dicho que “los pacientes que salen a los cinco días, por lo general, infortunadamente salen muertos y la recuperación no es fácil, pues se está documentando con esta pandemia y los mismos medios así lo han divulgado que hay pacientes con Covid-19 que pueden durar de 15 a 28 días en la UCI, y debe tenerse esto claro: entre más tiempo estén estos pacientes en la UCI, el manejo se vuelve más complejo”, informó el médico.

Desde el punto de vista administrativo, tampoco es cierto que a una clínica privada y a un hospital público le convenga más financieramente dejar más días de los necesarios a un paciente con Covid-19 en la UCI, pues “precisamente uno de los indicadores de gestión en la UCI es el girocama y este es mayor en la medida que el paciente dure poco tiempo en una UCI para que la cama así rote más, por lo que esta percepción resulta totalmente infundada”.

Sobre el tema del beneficio para las IPS por el supuesto mayor pago que reciben por la atención de pacientes con Covid-19, Beltrán recordó que el mismo Viceministro Luis Alexander Moscoso, “días antes había dicho que no hay mayor pago a una clínica o a un hospital por la atención de un paciente con Covid-19 comparado con un paciente con otra enfermedad, por eso lo falso de esa premisa que anda en el imaginario de muchas personas”.

Para concluir, Beltrán enfatizó que el mensaje del Ministro confunde a la ciudadanía y lo invitó a que si el funcionario tenía pruebas, lo que no debía era generalizar y por el contrario ser específico en lo que decía y denunciar a las IPS implicadas por estas su- puestas prácticas indebidas, ratificando que “la ciudadanía debe seguir confiando en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de las clínicas privadas y de los hospitales públicos, así como en los médicos que manejan esas unidades; no se queden en casa, vayan a los centros de atención médica especializada porque así pueden salvarse”.

#politicaconLibertad