Por: Redacción

El día de ayer en el desarrollo de una sesión virtual, la Comisión de Ordenamiento Territorial le realizó un contundente llamado a Cormagdalena por el incumplimiento de las labores frente al trabajo de dragado el cual debe facilitar la navegavilidad en el río y habilitar el puerto para el ingreso de los productos importado, expresó el senador citante Carlos Meisel.

Ante esto Pedro Pablo Jurado, director de Cormagdalena, se refirió a un cambio de dragado en el sector de Barranquilla diciendo, “se estima que para este 2020 un dragado total de un poco más de un millón 800 mil metros cúbicos a lo largo de los 12 meses, pero en marzo del presente año hubo más condiciones que obligaron al descenso en el calado operativo, por condiciones naturales y desafíos técnicos”, Jurado además informó que “hoy estamos pagando $13.171 por metro cúbico a lo largo de los 22 kilómetros del canal de acceso, sin diferenciar precios por zonas dragadas. Esta es una clara señal de eficiencia en la inversión y transformación de la política pública”.

Sobre las inversiones en el canal de acceso del puerto de Barranquilla, el funcionario dijo, “entre los años 2019 y 2020 se han invertido más de 50 mil millones de pesos.

Este año pese a la pandemia y dificultades técnicas que se presentaron en los meses de marzo y abril, llevamos un consolidado que nos permite pensar en una carga de crecimiento de un 4 por ciento”.

Por su parte, Lina María Zapata, presidenta de Findeter dijo, “con relación al dragado y el contrato con Cormagdalena, este tiene un valor de 23 mil millones de pesos, de los cuales para obras se asignaron, 22.800 millones de pesos.

Así mismo destacó que el contrato se pactó por metro cúbico y así es la forma de pago”. Zapata además manifestó que, “este año concre- tamos el plan dragado, que se concertó con la comunidad, con la autoridad portuaria y Cormagdalena, adicional a ello, en día y medio hacemos una batimetría lo que nos ha servido para llevar el control de las condiciones de navegabilidad del canal”.

Entre tanto, el contralmirante Juan Francisco Herrera, director General Marítimo de la Dimar, anunció que “Barranquilla es el único puerto de Colombia donde tenemos diariamente levantamientos hidrográficos y batimétricos, con el cual podemos dar el calado para esto. La Dimar es garante para que todo se cumpla en perfecto estado”.

Senadores

Al turno de los senadores el primero en pronunciarse fue el senador de la Alianza Verde Jorge Eduardo Londoño, diciendo, “llamó la atención del mal estado en que se encuentra el río en Puerto Boyacá, cuando en el pasado este sector era fuente no solo de navegabilidad, sino de diversión y turismo, hoy la contaminación hace imposible pensar en la recreación de esos tiempos”.

Por su parte, el legislador Efraín Cepeda, del partido conservador y presidente de la COT, dijo, “la incertidumbre es lo que más ha perjudicado a los colombianos. Aquí se da un sobrecosto y es necesario que se adelanten las obras para que los buques no tengan que devolverse”.

El congresista Eduardo Emilio Pacheco, de Colombia Justa Libre, develó las fallas de Findeter en esta labor, donde infortunadamente no ha actuado acorde con las normas y puntualizó que “aquí se está perjudicando a los empresarios comerciantes y trabajadores del sector”.

Finalmente, el senador citante, Carlos Meisel, del Centro Democrático, dijo, “aquí no se está cumpliendo el objetivo del contrato que es mantener la prevención, porque los comerciantes e industriales están esperando la apertura de este puerto y no se han cumplido los compromisos.

Dos buques que llegaban aquí les tocó devolverse, porque les era imposible encallar”, y agregó “nos informan de pago por metro cúbico, cuando esto no ha dado resultado. Reclamo mayor efectividad y progreso para que tengamos actividad fluvial”.

#politicaconLibertad