Por: Redacción

Tras el incendio que se pre- sentó el pasado 18 de junio en el Parque Isla Salamanca, con 12 focos activos hasta el martes 23, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, EPA, Barranquilla Verde en cumplimiento de sus funciones de autoridad ambiental decidió hacer declaratoria de alerta por los efectos sobre la calidad del aire.

Ante esta circunstancia, las autoridades distritales realizaron un llamado a la comunidad, teniendo en cuenta la actual emergencia por Covid-19, lo mejor para los ciudadanos es evitar realizar actividades al aire libre, especialmente los adultos mayores y grupos sensibles por enfermedades respiratorias.

La información disponible de Barranquilla Verde, miembro del Sistema Distrital de Gestión del Riesgo de Desastres y del Consejo Distrital de Gestión del Riesgo, indica que desde el 23 de junio se presentan concentraciones de material particulado (PM2.50), lo que se suma a eventos externos como la columna de polvo del Sahara que está atravesando el Caribe.

“Desde el incendio, la calidad del aire se ha visto afectada entrando a nivel de prevención, ya pasamos las 48 horas sobre las concentraciones de 55 microgramos de PM 2.5 hasta los 100 en horas pico, podemos decir que el indice de calidad del aire ha presentado en las dos estaciones un indice rojo; dañino para la salud, y también naranja; dañino para la salud de los grupos sensibles”, explicó Margarita Castilla, coordinadora Red de Monitoreo.

El monitoreo de la calidad del aire se realiza en las dos estaciones localizadas en el parque Tres Ave Marías y en la Escuela de Policía Antonio Nariño, conforme a lo establecido en la resolución 2254 de 2017.

En las labores de extinción de este incendio en zonas de difícil acceso del Vía Parque Isla Salamanca se ha contado con apoyo aéreo.

Transcurridos varios días de esfuerzos conjuntos entre bomberos forestales voluntarios de Sitionuevo y Ciénaga (Magdalena), brigadas del parque y de Barranquilla no ha sido posible su extinción.

La actuación de Barranquilla Verde se fundamenta en la Ley 1523 de 2012, por la cual se adoptó la política nacional de gestión del riesgo de desastres y se estableció el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, especialmente en los principios de precaución, protección, concurrencia y subsidiariedad, lo mismo que en la resolución 2254 de 2017.

La normatividad vigente establece que la autoridad ambiental realizará seguimiento y monitoreo continuo para comunicar a la ciudadanía cuando se levante la alerta.

#politicaconLibertad