Por: Redacción

La ciudad está trabajando por seguir aumentando la capacidad hospitalaria para atender la emergencia derivada del Covid-19, gracias a la más importante dotación de ventiladores la ciudad amplía su capacidad a 624 UCI, en 3 meses la capacidad de UCI incrementó en 134 unidades, 79 de los que llegaron el fin de semana están en proceso de instalación.

El alcalde Jaime Pumarejo informó que estos equipos y demás implementos para UCI son escasos y que siempre ha habido una pelea mundial para conseguirlos; “pero planificamos los escenarios más críticos y actuamos rápido desde los primeros días de la pandemia a fin de tenerlos a tiempo”.

Con esos equipos, la ciudad no solo ha atendido sus propios requerimientos sino las demandas externas.

En efecto, en estos momentos el sistema hospitalario de Barranquilla está atendiendo a 228 pacientes provenientes de otros municipios y 28 pacientes de otros departamentos, quienes están hospitalizados y en salas UCI, según informó el alcalde Pumarejo.

“Así como Medellín está atendiendo el caso de un paciente pediátrico de nuestra ciudad que necesitaba un tratamiento especial de radiocirugía, hoy nosotros también estamos y seguiremos recibiendo a quien lo necesite, gracias a la capacidad instalada con la que cuenta el sistema de salud de Barranquilla”, expresó el mandatario.

“Salvar vidas es una misión que no tiene fronteras”, dijo. Cabe resaltar que el Distrito ha estado en coordinación con el Gobierno Nacional y en articulación con el sector privado, principalmente con Seguros Bolívar, Promigas, Fundación Santo Domingo y Shakira, ha recibido otros equipos necesarios que ya están incorporados al sistema, gracias a ello el alcalde aseguró que Barranquilla cuenta con la mayor capacidad instalada de UCI del país, además Pumarejo agradeció al Gobierno Nacional y al sector privado porque “lo que tenemos hoy es fruto de un trabajo en equipo, que nos ha permitido sortear la emergencia que hoy nos está afectando a todos”.

Los implementos recibidos han sido destinados a la red pública de Barranquilla, específicamente a los Camino Adelita de Char y 20 de Julio, y además de ventiladores incluyen camas eléctricas, monitores de signos vitales, bombas de infusión, electrocardiógrafos, fonendoscopios, reguladores de vacío, flujómetros y resucitadores, entre otros.

#politicaconLibertad