Por: Redacción

El documento firmado por la bancada del Atlántico, conformada por los senadores Efraín Cepeda, Mauricio Gómez, Luis Eduardo Díazgranados, Antonio Zabaraín, José David Name, y los representantes a la Cámara, Martha Villalba y Armando Zabaraín, señala: “Es de su conocimiento la delicada situación de salud que estamos viviendo en Barranquilla y el Departamento del Atlántico en general por causa del Covid-19, igualmente conoce que son pocos los medios de transporte seguros con los que cuentan los ciudadanos que se dedican a las actividades exceptuadas y que deben movilizarse para cumplir con sus labores diarias; uno de estos medios es el Sistema de Transporte Masivo Transmetro, sistema que desde el inicio de la declaratoria de emergencia sanitaria ha cumplido con los protocolos de bioseguridad establecidos por el Gobierno Nacional y Local”.

En la carta abierta se contextualiza sobre la situación que se vive en la ciudad en materia de transporte indicando que: “Como consecuencia del Decreto 482 del 26 de marzo de 2020 proferido por el Gobierno Nacional, en desarrollo del Decreto 417 del día 17 de igual mes y año, mediante el cual se decreta el estado de emergencia económica, social y ecológica en todo el territorio nacional, Transmetro S.A.S., en su calidad de Ente Gestor, diseñó el plan de servicios de carácter operacional, de suerte que se cumplieran las disposiciones precitadas respecto a la oferta máxima de pasajeros del Sistema, lo cual tuvo como consecuencia que entre el 25 de marzo y el mes de junio, solo se movilizara el 18% de la demanda normal del Sistema.

Teniendo en cuenta que los ingresos de los concesionarios provienen, exclusivamente, de la tarifa que se cobra al usuario, la cual, aún en tiempos de normalidad, solo alcanza a cubrir como máximo el 80% de la tarifa técnica, las medidas anotadas agudizaron la situación financiera de las empresas.

De acuerdo con los miembros de la bancada, esa situación amenaza las finanzas de las diferentes empresas y su flujo de caja para atender la operación, poniendo así en riesgo la continuidad de la prestación del servicio, máxime cuando el Gobierno Nacional determina que los vehículos de los Sistemas de Transporte Masivo deben operar con una ocupación del 35% y en el caso de Barranquilla, se está operando para apenas un 20% de los usuarios, con el fin de mantener la distancia mínima requerida entre pasajero y pasajero y evitar el contagio.

Por tal razón la bancada solicitó al gobierno ayudar en los siguientes aspectos:

1. Como ya fue solicitado con antelación por los operadores de todo el país, simplificar los trámites para autorizar el uso de los saldos de los fondos de cofinanciación.

2. Agilizar la habilitación de líneas de crédito, para tener acceso oportuno a los recursos.

Desde el 2 de junio de 2020, cursa en la Dirección General de Participaciones Estatales del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, una solicitud para proveer financiamiento a Transmetro por $14.000.000.000 pagaderos con los aportes del Distrito de Barranquilla al convenio de cofinanciación.

3. Una vez se concrete el punto No. 2, el cual apoyará la operación durante 2 meses, se requiere de inmediato su apoyo para el Balance del Convenio de Cofinanciación del Conpes 3788.

La Ley establece que los aportes de la Nación oscilan entre el 60 y el 70 %. En el caso del Conpes en cuestión, las cargas están repartidas 60% – 40 % y como se ha solicitado en varias oportunidades, una fórmula de obtener recursos para financiar la operación es llevar el aporte de la Nación a un 70 %.

Este 10% solicitado, sería de mucha utilidad para garantizar la continuidad de Transmetro el resto del año.

#politicaconlibertad