Por: Redacción

El día sábado se llevó a cabo una sesión más del Concejo de Barranquilla, en donde sus miembros tuvieron la oportunidad de debatir sobre las medidas tomadas por el Distrito para mitigar los efectos de la pandemia, en esta ocasión el primero en intervenir fue el concejal Fredy Barón, quien solicitó las estadísticas correspondientes afirmando, “Barranquilla tiene 1.300.000 mil habitantes y he podido ver en los cementerios de la ciudad aproximadamente de 25 a 30 sepelios diarios, este Concejo debe solicitar cuáles de tantas personas sepultadas han sido positivo de Covid para saber realmente cuántos han sido afectados por esta enfermedad, conozco de personas que han muerto por posible covid y cuando les entregan las pruebas han salido negativo. Por eso hago la salvedad”, planteamiento al que respondió el presidente del Concejo, Juan Camilo Fuentes Pumarejo, indicando que el Instituto Nacional de Salud (INS) ha certificado que las personas fallecidas han sido por Covid-19 en el Distrito de Barranquilla.

Seguidamente, fue el turno para el concejal Osvaldo Díaz, quien dijo: “Esto es una realidad, estamos superando a muchos países del mundo, la tasa de mortalidad promedio a nivel mundial es de 2.5% a 3% y nosotros en Barranquilla estamos en el 5% y llegaremos al 6% tristemente. Lo que sí debemos es realizar es un control a la enferme- dad y no se está haciendo.

El Gerente de la Crisis Juan Manuel Alvarado, no tiene el conocimiento de lo que está sucediendo, aquí se debe hacer un seguimiento y control clínico y no se está haciendo, el Distrito puede hacer que lleguen médicos a los barrios, denominarlos ‘patrullas familiares’ para realizar este control”, dijo Díaz, quien además fue en- fático en destacar la importancia de la correcta toma de decisiones para salvar vidas, “aquí se deben tomar acciones determinantes para salvar la vida de nuestros ciudadanos entre las EPS, IPS, la Administración, Gobernación, entre todos; esto es responsabilidad de todos. No quiero que estas sesiones se conviertan en un saludo a la bandera, a mí no me gustó la reunión con el Alcalde no hubo realida- des hubo solo indicaciones, la idea es no llegar a la UCI y aquí las estrategias son represivas, no se toman medidas de promoción preventivas para evitar más muertes. Entre todos debemos diseñar estrategias reales que ayuden a mitigar esta problemática”.

Por su parte, Antonio Bohórquez realizó un contundente llamado de atención sobre la realidad que enfrentan los gremios de mototaxis y taxis, “estamos perdiendo la oportunidad de identificar a estas personas, hay que diseñar una estrategia como censos u otras que permitan conocer las necesidades de este sector, exijo de las autoridades el diseño incluso de una política para los pobres y cortemos esta andanada, exijo que cumplan con un mandato constitucional de proteger la vida y la dignidad en este caso de los taxistas y la población vulnerable”, dijo finalmente.

#politicaconlibertad