Por: Redacción

Antonio Sanguino, senador por el partido Alianza Verde, anunció a través de su cuenta de Twitter, que fue aprobada una proposición en la Comisión Segunda del Senado, para que se insista al presiden[1]te de la República, Iván Duque Márquez, sobre la importancia de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Colombia, para que esta proceda con la verificación de las denuncias relacionadas con violaciones a los Derechos Humanos, en el marco del paro nacional que ya completa 28 días.

“El Gobierno Nacional anunció que no era el momento para autorizar la visita urgente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al país. Según la Canciller Ramírez, “hay que esperar que los propios organismos de control terminen de hacer su tarea e investigar cada uno de los casos”.

 Esta desafortunada decisión del gobierno nos exige como senadores e interlocutores de las peticiones ciudadanas, insistir ante el presidente Duque la importancia de que la CIDH realice una visita de trabajo al país y constate la situación de Derechos Humanos”, consignaron en el documento de la proposición.

De acuerdo con los congresistas que firmaron el escrito, la sociedad colombiana necesita que un tercero con experticia y objetividad dialogue con autoridades gubernamentales nacionales y locales, ciudadanos y representantes de entidades estatales para establecer un diagnóstico de la situación así como formular recomendaciones.

En esa misma linea, señalaron que es necesario que la CIDH como organismo internacional escuche a todos los involucrados.

“El Gobierno no puede perder la oportunidad de diálogo puntual sobre lo humanitario y debemos insistir desde esta comisión en la importancia de la visita de trabajo de la CIDH”, precisaron.

Consignaron también que “la presencia de la CIDH en Colombia constituye un gran apoyo internacional para avanzar en la atención de las solicitudes ciudadanas y garantizar el respeto de los Derechos Humanos y los derechos de cada una de las víctimas.

Sea esta la oportunidad para recordar que el Estado colombiano históricamente ha dado la anuencia para que la CIDH visite el país, un monitoreo oportuno por una de las entidades del sistema interamericano coadyuva la tarea de los órganos de control y les da las herramientas necesarias para responder adecuadamente a las denuncias sobre violaciones de Derechos Humanos y evitar condenadas inter[1]nacionales al Estado”.

En la proposición que fue aprobada en la Comisión Segunda, explicaron que un Estado democrático reconoce y asume el rol de la CIDH generando confianza en las y los ciudadanos en relación al respeto de los Derechos Humanos y el esclarecimiento de cada uno de los hechos denunciados.

“No caigamos en los errores de gobierno autoritarios, el apoyo de la comunidad internacional, y en particular de los mecanismos multilaterales de los que hace parte Colombia, es fundamental para lograr transformaciones que permitan mejorar la situación de los Derechos Humanos en nuestro país y garantizar a las víctimas investigaciones transparentes y sanciones a los responsables”, concluyeron.

#politicaconlibertad