Por: Redacción

Frente a las alarmantes cifras de aumento de casos de explotación sexual contra niños, niñas y adolescentes en los últimos meses, la senadora por el partido Conservador, Nadia Blel, presentó ante la Comisión Séptima del Senado una proposición con el fin de citar a un debate de control político a diferentes entidades del Estado para evaluar la implementación de las medidas adoptadas en la lucha contra la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes, ESCNNA.

De acuerdo con la congresista, es necesario y urgente que las entidades a cargo de la protección de los derechos de los niños y adolescentes entreguen un informe no solo sobre las acciones que han adelantado para garantizar la protección de los menores ante estos delitos, sino además para que se reporte cuál ha sido la efectividad penal del Estado frente a las denuncias realizadas y qué medidas han tomado para combatir las modalidades virtuales de estos delitos, “como la pornografía infantil o la facilitación de medios de comunicación para ofrecer actividades sexuales, los cuales se han disparado durante la pandemia”, expuso la parlamentaria.

“Es doloroso ver como durante esta cuarentena los casos de explotación sexual han ido en aumento.

 Así como esas redes de explotación sexual no des[1]cansan, los organismos del Estado que tienen la responsabilidad de velar por la protección y seguridad de nuestros niños tampoco deben descansar”, indicó la senadora Blel.

Así mismo, puso de presente que según la oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, “la recesión causada por el covid-19 ha impactado directamente en el riesgo de ocurrencia en los delitos de ESCNNA por el incremento de menores de edad con necesidades económicas y conflictos familiares derivados de la actual crisis, factores de riesgo que son aprovechados por los tratantes de personas y explotadores sexuales quienes, según investigaciones, adelantan estos crímenes preferiblemente en ciudades que gozan de reconocimiento turístico, cultural e histórico, como es el caso de Bogotá, Cartagena, Medellín y Cali”.

“Las cifras no solo son dolorosas sino lamentables: según la Fiscalía, del 2020 al primer trimestre de 2021, 1917 niños niñas y adolescentes han sido víctimas de ESCNNA, el 48.46% son víctimas de pornografía infantil, seguida por el delito de demanda de explotación sexual comercial con un 16,58% y utilización o facilitación de medios de comunicación para ofrecer actividades sexuales con un 14.9%.

Es por esto que, en el debate de control político, se espera se den a conocer las soluciones y estrategias para hacerle frente a estos intolerables delitos y generar así más acciones conjuntas”, puntualizó la legisladora.

Cabe mencionar, que a la sesión, fueron citados el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, Ministerio de Transporte, Ministerio de Educación, Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación, la Fiscalía General de la Nación, Aeronáutica Civil, Migración Colombia y Policía Nacional, entre otras entidades.

#politicaconlibertad