Por: Redacción

*Lucirá uniforme azul y se hará la revisión de los protocolos para el uso legítimo de la fuerza en el control del vandalismo y otras acciones en desarrollo de la protesta social.

El presidente Iván Duque anunció este domingo el inicio de una especie de revolcón al interior de la Policía Nacional, que incluye, entre otros muchos aspectos, la revisión de los protocolos para el uso legítimo de la fuerza en el control del vandalismo y otras acciones en desarrollo de la protesta social.

En la ceremonia de ascenso de 134 subtenientes de la institución en la Escuela General Santander, el jefe del Estado confirmó que se adelantarán “10 líneas de acción con las que profundizamos la modernización del Ministerio de Defensa y la transformación integral de nuestra Policía”.

Agregó el presidente que en ese proceso se fortalecerá la política de Derechos Humanos, DD.HH. y se elevarán los estándares en la prestación del servicio al ciudadano.

“En el propósito de lograr excelencia en Policía vamos a contar con un nuevo Estatuto Disciplinario, reestructuraremos Inspección General y crearemos nuevo sistema para recibir quejas y denuncias. También mejoraremos las condiciones de los miembros de la institución”, precisó el primer mandatario.

También destacó que, “para seguir avanzando en el proceso de una Policía más cercana al ciudadano, fortaleceremos la  formación y capacitación de sus hombres y mujeres”.

“Implementaremos estándares profesionales en temas como uso de la fuerza, DD.HH., atención al ciudadano y procedimientos policiales”, complementó.

Igualmente advirtió que se revisarán los protocolos de la Policía “para el uso legítimo de la fuerza y les daremos estricto cumplimiento”.

Anunció así mismo que el Gobierno Nacional radicará en el Congreso “un proyecto de ley para uso y comercio de armas no letales en Colombia” y también expedirá en próximos días un “decreto que reglamenta armas traumáticas”.

“Con el Proyecto de Ley se buscará establecer criterios sobre el uso de la fuerza. Trabajaremos en un marco legal para las armas menos letales y se expedirá decreto que reglamente las armas traumáticas. Buenas prácticas internacionales contribuirán a la profesionalización del Esmad”, puntualizó.

“Eso nos lleva también a fortalecer las normas sobre el uso de la fuerza; el uso de la fuerza ha estado reglado por la ley y por procedimientos, pero qué importante también es que, día a día, traiga nuevos estándares y nos permita también, como nación, bajo el principio del monopolio de las armas en el Estado, fortalecer nuestras normas en lo que tiene que ver en el uso, porte y comercio de armas menos letales, y que todos los estándares en materia de lucha contra disturbios y actos de vandalismo también estén fortalecidos por la cooperación internacional”, señaló.

Destacó el presidente Duque que la Policía Nacional adoptará el uniforme azul, alineándose a estándares internacionales de cuerpos de Policía, reforzando su naturaleza civil.

“Se incorpora color azul un atributo que transmite empatía, cortesía, tranquilidad y confianza para la ciudadanía”, puntualizó.

Indicó que, dentro del modelo de vigilancia policial, se creará la figura del policía de vecindario. “Y con las redes de participación cívica, con los líderes comunitarios y con las juntas de acción comunal, se adelanten permanentemente actividades que acerquen ese amor de la institución por el ciudadano a la confianza del ciudadano con la institución”, complementó.

Así mismo, se creará la campaña ‘Soy joven y estoy contigo’, porque “esta es una institución de policías jóvenes y tiene que, todos los días, construir también esa cercanía con la juventud civil de nuestro país”.

Advirtió que la cartera de Defensa pasará a denominarse Ministerio de Defensa Nacional y Seguridad Ciudadana y se creará Viceministerio de Políticas de Defensa y Seguridad Ciudadana y la Dirección de Educación de la Policía Nacional “para fortalecer programas profesionales de la más alta calidad”.

El presidente Duque sintetizó así el proceso:

“Le he dado una instrucción clara al ministro Molano: la de priorizar el trámite del proyecto de ley de carrera y profesionalización policial. También le he dado una instrucción para que, el próximo 20 de julio, presentemos el proyecto de ley de un nuevo Estatuto Disciplinario Policial, que modernice aquel que ya tiene 15 años de existencia. Y le he dado una instrucción al señor Ministro de la Defensa y al Director de la Policía Nacional para que se expida un decreto que modernizará la estructura orgánica de la Policía Nacional, sobre todo para fortalecer la política de defensa, protección y tutelaje de los derechos humanos, así como la vinculación de todos los estándares del servicio a ese propósito”.

Así mismo notificó que se abrirán “espacios de escucha a la ciudadanía y a sectores de la academia, con universidades y organismos internacionales, para nutrir esta discusión sobre la modernización y transformación hacia el futuro de los servicios de policía”.

El presidente Duque dijo que “estas medidas que anunciamos hoy, que se vienen construyendo de tiempo atrás, son un paso más y un peldaño más en la historia de esta institución”.

“Hoy, con estas determinaciones, también se marca un nuevo hito histórico, para que nuestra Policía, fuerte, vigorosa, transparente, cercana, leal, siga sembrando en cada hogar de Colombia un sentido de tranquilidad”, concluyó el jefe de Estado.

El ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, resaltó que con el Gobierno del presidente Iván Duque “comenzamos hoy la reforma de la Policía y una modernización del Mindefensa”.

Añadió que se continuará “mejorando la profesionalización de policías” y para ello se creará una dirección enfocada en la protección y respeto por derechos humanos.

Subrayó que esta reforma policial contempla también un nuevo estatuto disciplinario “que nos permitirá celeridad en casos de faltas graves y crearemos un centro de estándares profesionales en DDHH. Acogeremos los aportes de la sociedad civil y la academia para mejorar el servicio policial”, puntualizó.

Una Comisión evaluará los aportes en DDHH, uso de la fuerza y profesionalización, añadió.

“Luego de 15 años, se crea un nuevo Estatuto Disciplinario Policial. Una herramienta armonizada con el Sistema Interamericano de DDHH, ONU y la Corte Constitucional que fortalecerá la investigación disciplinaria en faltas graves que afecten DDHH. Habrá un nuevo sistema de denuncias”, reseñó.

Advirtió que “los nuevos criterios del uso de la fuerza, los nuevos uniformes de color azul con mejor identificación para más transparencia de cara al ciudadano y la implementación de nuevas tecnologías, entre otros, nos permitirán más proximidad entre ciudadanía y la Policía”.

Resaltó, además, que se creará la ‘Dirección de Derechos Humanos en la Policía Nacional’, de alto nivel y con plena autonomía para fortalecer las políticas en esa materia. Se contará con un Observatorio de DDHH y se supervisarán protocolos del uso de la fuerza y las buenas prácticas internacionales.

El ministro dijo igualmente que pensando en aumentar la capacidad de respuesta para prestar un mejor servicio, la Policía avanza en el uso de nuevas tecnologías. Este plan incluye inteligencia artificial, analítica de datos y vigilancia con un sistema de aeronaves no tripuladas en ciudades.

Estos son los 10 pilares de la transformación de la Policía Nacional:

1. Transformación integral de la Policía Nacional y modernización del Ministerio de Defensa.

2. Creación de una Dirección de Derechos Humanos dentro de la Policía Nacional para la prevención, protección y respeto por los Derechos Humanos y el fortalecimiento de la política institucional.

3. Un nuevo Estatuto Disciplinario, que incluye la reestructuración de la Inspección General, supervisión y control del servicio policial y nuevo sistema de recepción, trámite y seguimiento de quejas y denuncias.

4. Profesionalización y desarrollo policial con la puesta en marcha de un Centro Policial de Estándares y una nueva Universidad Policial.

5. Uso legal y legítimo de la fuerza, con la incorporación de prácticas y estándares internacionales.

6. Participación ciudadana para la transformación integral de la Policía, a partir de un diálogo constante sobre servicio y la creación de una comisión para la transformación integral.

7. Tecnología para la efectividad y transparencia policial, aumentando la capacidad de respuesta frente al delito, una mejor y mayor analítica de datos para la planeación y prestación del servicio y desplegando instrumentos de vigilancia aérea no tripulada.

8. Nueva identidad para un mayor relacionamiento con el ciudadano. Habrá nuevos uniformes y nuevas patrullas para una mayor visibilidad y nueva imagen para proteger y servir al ciudadano, acompañados de una aceleración en la instalación y uso de las ‘bodycams’ para documentar los distintos procedimientos de Policía. A futuro, cada uniforme de Policía tendrá incorporado un código QR visible, para que el ciudadano lo pueda escanear y garantizar absoluta transparencia en cada actuación.

9. Desarrollo personal y profesional con enfoque humano: más y mejores condiciones de carrera, nuevos incentivos y reconocimiento a la profesionalización, trayectoria y buen desempeño.

10. Nuevo modelo de vigilancia policial con cuadrantes de vecindario, mayor y mejor relacionamiento con la gente y un acento muy especial en los jóvenes. Para ello se impulsará la campaña ‘Soy joven y estoy contigo’.

#politicaconlibertad