Por: Redacción

La plenaria de la Cámara de Representantes aprobó en tercer debate el proyecto de ley estatutaria por medio del cual se reglamenta la cadena perpetua revisable para violadores y asesinos de niños, niñas y adolescentes en Colombia; acción que incluye una reforma al Código Penal, al Código de Procedimiento Penal y al Código Penitenciario y Carcelario.

La iniciativa, también conocida como “Ley Gilma Jiménez”, tiene como principal objetivo proteger la vida y dignidad de los niños colombianos.

De igual forma, el proyecto de ley reformaría el artículo 34 de la Constitución Política para los homicidas que atenten contra la honra de los menores de 18 años.

De acuerdo con sus autores, la ley de prisión perpetua revisable lleva ese nombre ya que los condenados tendrán la posibilidad de solicitar la revisión de su pena tras 25 años de cárcel.

Es importante precisar

que, desde la Cámara de Representantes, el acto legislativo contó con el apoyo de congresistas de diferentes partidos, entre ellos, César Lorduy, Martha Villalba, Adriana Matiz, Jorge Enrique Burgos, José Elver Hernández, Miguel Ángel Pinto y Alfredo Deluque.

“Llevamos más de un año y medio en este debate y el Congreso de forma abrumadora aprobó, no solo que se modificará la Constitución sino que hoy tenemos la posibilidad de reglamentar un acto legislativo y hacer efectiva la reiterada jurisprudencia de la Corte Constitucional que nos ordena que los derechos de los niños, niñas y adolescentes en Colombia son prevalentes sobre los derechos de asesinos y violadores”, explicó el representante a la Cámara por el Atlántico, César Lorduy.

 Agregado a lo anterior, y según lo explicó el congresista José Elver Hernández, es importante mencionar que en caso de aprobación de este proyecto se modificará en el Código Penal el artículo 31 y el numeral 1 del artículo 37, este último resaltando lo siguiente: “la pena de prisión para los tipos penales tendrá una duración máxima de 50 años, excepto en los casos de concurso y de prisión perpetua revisable”.

Tras la aprobación, la representante a la Cámara por el Atlántico y una de las autoras de la iniciativa, Martha Villalba, explicó que la propuesta “significa el enorme compromiso que tenemos con nuestros niños, niñas y adolescentes.

Con este proyecto de Ley se busca reglamentar los elementos esenciales  que caracterizan la modificación introducida por la reforma al artículo 34 de nuestra Constitución Política; como son su  condición excepcional, el control automático de la pena de prisión perpetua ante el superior jerárquico, la doble instancia y la revisión de la pena  en un plazo mínimo de 25 años para evaluar la resocialización del condenado”.

Los siguientes son algunos de los puntos que contempla el proyecto: -Se considera la medida de cadena perpetua, excepcional, ya que solo es aplicable en conductas delictivas en las que un niño, niña o adolescente sea víctima de homicidio en modalidad dolosa, y/o acceso carnal, que implique violencia o sea puesto en incapacidad de resistir -Toda pena de prisión perpetua tendrá control automático ante el superior jerárquico, conocido como “doble conformidad”.

-Se podrá efectuar la revisión de la pena de prisión perpetua en un plazo mínimo de 25 años, para imponer una pena temporal, por evaluación de resocialización, que no podrá ser inferior al máximo de prisión establecido de (50) años y en caso de concurso de 60 años -La revisión de la pena para evaluar la resocialización no es en ningún caso una medida para concederle la libertad al sindicado -La iniciativa consagra la asignación de competencia, los términos y el procedimiento para que se cumpla el control automático de la sentencia que impone la prisión perpetua revisable.

#politicaconlibertad