Por: Redacción

La plenaria de la Cámara de Representantes, aprobó en su último debate el Proyecto de Ley N° 496 de 2020 Cámara – 202 de 2020 Senado, con el cual, Colombia ratifica su participación en el Tratado internacional del Espacio, suscrito el 27 de enero de 1967 en Washington, Londres y Moscú.

El proyecto liderado por la Vicepresidencia de la Republica, a través de la Comisión Colombiana del Espacio -CCE-,
en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, hace parte del CONPES 3983 “Política de Desarrollo Espacial”, que busca generar condiciones para que el país incluya en sus líneas de desarrollo empresarial el sector espacial y mejorar así, productividad, diversificación y sofisticación del aparato productivo colombiano.

Para la Vicepresidente y Canciller, Marta Lucía Ramírez, el Tratado Espacial ofrecerá una enorme posibilidad para la creación de empleo y crecimiento empresarial, mediante el uso de datos y servicios para desarrollar nuevas tecnologías.
“Y para la comunidad científica en el país representa una gran oportunidad en investigación y desarrollo de tecnologías espaciales que convertirán a Colombia en el mediano y largo plazo, en líder de la Región en este sector”, afirmó.

Así mismo, destacó los beneficios para el sector de la electrónica y los sistemas de información, ya que Colombia tiene capacidades en generación de conocimiento para que se creen nuevas empresas “Spin Off”, lo que abriría más opciones laborales para los nuevos profesionales.

“Con el liderazgo del Gobierno la industria nacional tendrá la confianza de invertir y trabajar en negocios espaciales rentables y sostenibles que formen parte de la cadena productiva nacional”, anotó.

El Tratado del cual hacen parte 128 Estados, fue impulsado por Estados Unidos, la Unión Soviética y el Reino Unido, el 27 de enero de 1967 y entró en vigor el 10 de octubre de 1967. Hoy por hoy, es la columna vertebral del derecho espacial internacional.

De los Estados parte, 25 aún no han ratificado el Tratado -entre ellos Colombia-, que con la aprobación del proyecto de ley en el Congreso, el país emprenderá su camino hacia la exploración y utilización del espacio ultraterrestre incluída la luna y otros cuerpos celestes, con fines pacíficos.

Entre sus principios, prohíbe a los gobiernos la militarización, el uso de armas de destrucción masiva, así como que el  espacio ultraterrestre, -incluso la Luna y otros cuerpos celestes-, no podrá ser objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación, ni
de ninguna otra manera, ya que son patrimonio común de la humanidad.

#politicaconlibertad