Por: Redacción

A raíz de la publicación sobre la denuncia comunitaria de la posible contaminación por vapores y residuos de aluminio al agua que llega a los hogares de Puerto Colombia, se recibió una nota aclaratoria de una empresa del sector. Cabe destacar, que este medio de comunicación al tener conocimiento de la preocupación de la comunidad recogió testimonios y los hizo público para que las autoridades ambientales y los organismos de control le colocaran la lupa a la denuncia pública e investigaran, toda vez que ellos son los únicos que pueden dar un dictamen veraz y aclarar las dudas, haciendo los respectivos seguimientos para así confirmar, dilucidar o descartar inquietudes tanto de los denunciantes como de los peticionarios.

Por lo tanto cabe aclarar que:

-Primero, el derecho al buen nombre de la empresa que solicita la rectificación no ha sido vulnerado porque la razón social no fue mencionada ni aparece relacionada en la fotografía.

-Dos, la motivación de la publicación se funda en el  vertimiento de lixiviados gaseosos, líquidos y sólidos, resultado de procesos de producción de aluminio, cuyos residuos contaminarían el aire, agua y terrenos circundantes, resultando un atentado al ambiente sano.

– Tercero, por la proximidad a la planta de tratamiento del Acueducto de Las Flores que almacena en tanques abiertos el agua tratada que es bombeada a los usuarios y que sirve a los barrios altos de Barranquilla y Puerto Colombia, como lo son Las Flores, Villa Campestre, corregimiento La Playa, Lagos del Caujaral, Punta Roca, Sabanilla, Salgar, Pradomar, Corredor Universitario y Puerto Colombia, es razón suficiente para alertar a la comunidad que sería afectada.

-Cuarto, corresponde al Ministerio de Ambiente, a la CRA, a las autoridades ambientales del DEIP de Barranquilla y Puerto Colombia, investigar con las ayudas científicas y técnicas si este grave hecho existe o no, siendo de interés público conocer esa verdad, para bien de todos.

-Quinto, la publicación estuvo precedida de fuentes directas de personas vinculadas a la empresa Triple A que fueron fuente del contenido de la información, a quienes debemos guardar sus nombres, por haber sido amenazados en sus vidas, conforme lo dieron a conocer a este medio.

Siempre hemos tenido el mejor concepto de la empresa que usted dice representar y de sus forjadores, pero eso no obsta, para bien de todos, que se indague por las autoridades ambientales la seriedad de esta información que, como es apenas obvio, incomoda a quienes se predican aludidos, pero un medio de prensa serio se debe a su comunidad, siendo más grave callarlo, esconderlo y mucho más delicado, ignorarlo, por no herir susceptibilidades.

La intención de la denuncia no fue crear pánico, sino por el contrario alertar a las autoridades y entidades competentes para que tomen cartas en el asunto y por ello se les informa a los peticionarios –Triple A y empresa– que se le dará traslado al Minambiente, CRA, DEIP DD Barranquilla, para que certifiquen la calidad de los vertimientos, si están o no procesados al interior de cada empresa y si la Triple A tiene dispuesto el colector industrial, pidiendo que copia de los estudios técnicos con pruebas de laboratorio confiables que operen en el país y/o el exterior, con muestras en el río Magdalena y en las aguas que se resumen en las playas desde la desembocadura hasta Cartagena, y en el río Magdalena desde Calamar a Barranquilla, con datos de los últimos 22 kilómetros desde el Puente Pumarejo; ese traslado del derecho de petición de Triple A, debe incluir a las Universidades públicas (Atlántico y Cartagena) y privadas (Norte, Costa, Politécnico, Metropolitana, etc.) incluso a los entes de salud, sobre enfermedades o patologías propias de la contaminación.

Todo esto en el marco del derecho de petición para que le permita aplazar una respuesta de fondo sobre el tema si existe o no contaminación de las aguas por vertimiento de residuos y lixiviados, fenoles, etc., a la luz de un estudio científico.

Hoy mismo y en este sitio de la publicación daremos difusión a su pedido aclaratorio.

#politicaconlibertad