Por: Redacción

Por segunda vez, un amplio grupo de organizaciones civiles y sociales que hacen parte de la Alianza Cinco Claves, insistieron a la Jurisdicción Especial para la Paz JEP, abrir un caso nacional sobre violencia sexual, violencia reproductiva y violencia motivada en la sexualidad de las víctimas.

De acuerdo con la organización, el 20 de febrero de 2020, con la entrega del documento ‘Conexidad entre la violencia sexual y el conflicto armado: un llamado al no retroceso en la Jurisdicción Especial para la Paz’, solicitaron a la JEP la apertura del caso nacional de violencia sexual, reproductiva y otros delitos motivados en la sexualidad de la víctima. Sin embargo, detallaron que un año después la propuesta no se ha materializado.

Las diferentes organizaciones consideran que “estas violencias tienen una suficiente capacidad explicativa de lo ocurrido en el conflicto armado, y que su investigación conjunta permitirá alcanzar los objetivos del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición creado en el Acuerdo Final de Paz”.
Según lo expusieron, “persiste en Colombia un panorama de impunidad histórica frente a estos crímenes y una desaceleración en la implementación de las medidas de género establecidas en el Acuerdo Final de Paz”, por ello, presentaron ante la JEP un documento en el que se exponen los argumentos que sustentan la apertura del caso como medida urgente en una justicia transicional con perspectiva de género.

En ese sentido, sustentaron la necesidad del caso, entre otras cosas, porque consideran que es una oportunidad histórica para hacer efectivo el enfoque de género de la justicia transicional, «reclamado a nivel internacional y por las organizaciones de la sociedad civil, acogido hasta ahora sólo formalmente en el AFP y que, por tanto, está en mora de ser desarrollado y efectivizado por instancias como la JEP”.

“La violencia sexual, reproductiva y otros hechos motivados en la orientación sexual o identidad de género de las víctimas tienen suficiente capacidad explicativa sobre lo sucedido en el marco del conflicto armado y, por lo tanto, tiene las claves para transformar las condiciones que dieron lugar a la violencia y discriminación que existe contra las mujeres, las niñas y las personas Lgbt. Estas violencias se han perpetrado por todos los actores armados, en la mayor parte del territorio nacional, a gran escala, a partir de patrones de perpetración en el marco de una estrategia de guerra y en un contexto de discriminación estructural”, explicaron.

Por ello, insistieron en la apertura del caso nacional como una oportunidad única para la investigación y análisis de estas violencias como crímenes determinantes de lo ocurrido en el conflicto armado colombiano, “superando las interpretaciones que invisibilizan estas violencias, y avanzando de forma decidida en abordaje desde la justicia transicional de la violencia sexual, reproductiva y otros delitos motivados en la sexualidad de la víctima”, puntualizaron.

#politicaconlibertad