Por: Redacción

*De acuerdo con el candidato a la Cámara de Representantes por el Atlántico, es imperiosa la necesidad de que lleguen al Ejecutivo y al Legislativo líderes preocupados por las regiones

Así lo manifestó en diálogo con Diario LA LIBERTAD, el candidato a la Cámara de Representantes por el Atlántico, reconocido abogado penalista y miembro del Pacto Histórico, Miguel Ángel Del Río Malo, para quien la prioridad debe ser democratizar el poder y mejorar la calidad de vida en las regiones. “Hoy más que nunca, tenemos una oportunidad histórica de ser poder, pero poder para servir a los colombianos, no para aplastar a la oposición, ni a sectores sociales, sino para precisamente darle solución a esas deudas históricas con la ciudadanía”, explicó.

En esa línea, al referirse a las razones por las cuales los sectores alternativos han logrado un respaldo masivo, el candidato a la Cámara de Representantes, explicó: “La izquierda no busca otra cosa que esos dineros que han estado históricamente en las manos de pocas familias, finalmente se democraticen, es decir que todos los ciudadanos y ciudadanas del país puedan tener acceso a fuentes de producción, educación, salud, vivienda, economía y justicia sobre todo”, puso de presente.

Para ello, explicó el reconocido abogado penalista, que es necesario que en Colombia sean escogidos representantes que provengan de la población civil, “no los mismos de siempre. El problema es que el poder ha estado representado en pocas manos, mismas que tienen privilegios, desde el punto de vista de la herencia, de las necesidades y de la endogamia, que es esa forma establecida del poder de unos pocos. Democratizar el poder es que los representantes en el Ejecutivo y en el Legislativo provengan de los territorios, líderes sociales, políticos y personas a quienes verdaderamente le duelan las regiones”, detalló.

“El poder es servicio, y ese poder establecido desde las regiones y en la representación de líderes regionales, necesariamente tiene que generar nuevas fuentes de producción y la capacidad de que el sistema educativo, de salud y de justicia se democratice. Hoy eso no existe, las fuentes de producción están en pocas manos, la población vulnerable no tiene acceso a los mínimos vitales. Y todo ello, porque el poder tradicionalmente le sirve a unos pocos”, explicó.

Así mismo, en diálogo con esta casa periodística, el jurista fue enfático en señalar que ninguna orilla política, puede acudir a principios paternalistas, por cuanto un Estado paternalista, es un “Estado que no cree en la ciudadanía, que la manipula y considera que no tiene la madurez suficiente para escoger su propio destino”, explicó, resaltando además que la verdadera izquierda democrática y liberal le apuesta al empoderamiento de la ciudadanía, “en ese sentido soy un defensor de la autonomía individual”, destacó.

Con relación a la labor que deben desarrollar los congresistas, Del Río Malo, manifestó: “El Caribe colombiano no tiene representación, quienes están hoy solo representan sus propios intereses y no han podido materializar las deudas históricas de la región. Lo que necesitamos hoy son verdaderos representantes de los ciudadanos, que digan las verdades como son”, agregó.

Por ello, anotó dentro sus propuestas se encuentran, “poner en orden a las empresas de servicios públicos, sumado a ello, necesitamos independizar la justicia del poder local, así mismo exigir que el manejo del presupuesto de las regiones sea acorde con las necesidades y que no se vayan a los bolsillos de unos pocos, además establecer prioridades desde los municipios”, anotó.

Finalmente, el miembro del Pacto Histórico, aseguró que es necesario que Colombia haga un cambio en otra dirección, “llevamos 200 años encaminados a la superioridad del mercado y de los capitales por encima de las necesidades básicas de la población”, puntualizó.

#politicaconlibertad