Por: Redacción

*También si la ocupación UCI supera el 85%

 A través de una circular externa, el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, reiteró el llamado a los gobernadores y alcaldes para que se abstengan de realizar ferias y fiestas presenciales ante los mayores riesgos de contagio por el covid-19, esto debido a la llegada de la variante ómicron al territorio nacional.

En la misiva, el funcionario solicitó que se brinden las medidas necesarias que permitan la protección de los derechos fundamentales a la vida y la salud, sin que se vea afectada la reapertura económica, cultural y social.

“Las tradicionales fiestas decembrinas, así como las ferias, fiestas, carnavales y conmemoraciones patronales de las entidades territoriales, se constituyen en una oportunidad para la reapertura tan anhelada y necesaria, pero al tiempo generan grandes aglomeraciones y flujo de personas, en especial viajeros nacionales y extranjeros, generando condiciones que facilitan el contagio del covid-19, en especial la agresiva variante ómicron”, aseguró Camargo.

Añadió que “Los gobernadores y alcaldes tienen la responsabilidad de preservar la vida, salud y orden público, por lo tanto, se recomienda que en los municipios en cuyos departamentos la ocupación de camas UCI sea superior al 85% o cuyo porcentaje de población vacunada no supere el 60%, no se autorice la realización de fiestas, conciertos, corralejas, ferias, verbenas, encuentros masivos o cualquier otra actividad que genere aglomeraciones y ponga en riesgo de contagio a sus pobladores”, aseguró.

Igualmente, instó a los funcionarios públicos para que ejerzan vigilancia y control a los porcentajes de aforo autorizados, así como a las actividades para las cuales se requiere la presentación del carné de vacunación, al tiempo que advirtió a las autoridades responsables que, tanto por acción como por omisión, se puede incurrir en responsabilidad disciplinaria, en caso de verse afectada la salubridad pública por la autorización de eventos masivos sin las condiciones mínimas requeridas o por omitir la vigilancia, inspección y control que les corresponde.

“El retorno a la normalidad depende de las decisiones y disciplina con que actuemos.

Es mejor un evento cancelado que muchas vidas canceladas”, concluyó el Defensor. Vale mencionar que la entidad viene realizando jornadas de verificación al cumplimiento de las regulaciones, como la exigencia del carné de vacunación en eventos presenciales de carácter público o privado que impliquen asistencia masiva, bares, gastrobares, restaurantes, cines, discotecas, lugares de baile, conciertos, casinos, bingos y actividades de ocio, así como escenarios deportivos, parques de diversiones y temáticos, museos y ferias.

#politicaconlibertad