Por: Hugo Castillo Mesino

Es el deseo  colectivo de la mayoría del pueblo colombiano que ha venido padeciendo por la incapacidad de sus gobernantes revestidos de poderes con la complicidad de la mayoría de los medios de comunicación y la mediocracia quienes sirven de parlantes  y esconden los desaciertos de gobierno; o sea justifican los resultados de las empresas encuestadora que a salto de canguro pretenden llevar a Federico Gutierrez a toda costa a la segunda vuelta declarando empate técnico ante el candidato de las mayorías Gustavo Petro. Los medios de comunicación son la punta de lanza y línea de resistencia con sus fake news o mentiras quienes se oponen por intereses de gobierno a cualquier cambio o reforma estructural del Estado planteada por sectores progresistas y alternativos, manifestando en sus difusiones que estos van en contravía del “desarrollo empresarial y financiero” los mismos que manejan la economía obteniendo altas ganancias que van a parar a los paraísos fiscales con el concurso de la narcopolítica.

Ahora, es una exigencia ciudadana que los candidatos a la presidencia orienten el discurso de lo general a situaciones concretas de las regiones y en particular a la Región Caribe donde los problemas son tangibles como: los altos costos del servicio de energía y otros servicios domiciliarios, además de la saturación de impuestos que hace de la vida e invivible; por tanto, se requiere un programa de gobierno que se comprometa en lo social y otros sectores geoeconómicos. La ciudadanía está harta de la polarización por ello esta al orden del dia del candidato del Pacto Historico en su “Programa de Gobierno” consultar sobre un proyecto político nacional que unifique a la nación, dándole un trato con tacto político a sectores opuestos al “Pacto Historico” en el marco de las diferencias; es complejo plantear nuevos enfoques o concepciones para gobernar, pero hay que ser superior a esta realidad histórica; aunque sectarios o revanchistas lo impronten como desubicación política.

En el hipotético de que el Pacto Historico gane la presidencia como se señala en el “# ganar la presidencia en la primera vuelta” sería una ilusión gobernar sin la separación de los poderes públicos; hay que rescatar la Constitución del 91 des paginada; empoderar a la ciudadanía y a la sociedad civil; repensar los cuadros políticos, éticos, administrativos cualificados para gobernar dormir con un ojo abierto y no caer en prácticas enfermas de corrupción, que marcan a algunos gobiernos alternativos en America Latina.

Entonces gobernar significa que no tiene sentido que en nuestro país estudiar en la Universidad pública sea un juego de azar, aunque paradójicamente la Constitución política establece los mismos derechos para los colombianos, máxime que el Estado no crea oportunidades para esa gran franja de “los nadie”  por fuera del sistema escolar siguen las aventuras ante la desocupación convirtiéndose en provocación para mercenarios, conduciéndolos a  ilegales; es lo que se observa durante ciclos de gobiernos presidencial tomados por los clanes y  familias de siempre quiénes nunca presentaran solución a este flagelo social.

La división social del trabajo ha tenido su desviación, dado que laborar no significa desempeño acorde con el perfil, sino identificarse con el adagio «La necesidad tiene cara de hereje» lo que se constituye en un desconocimiento de los derechos laborales del trabajador, mientras el empresario o empleador termina desconociendo sus obligaciones; el Estado impulsa la tercerización laboral o sistema cooperativo o bolsa de empleo, donde lo devengado va a parar en manos del empleador, cercenando la posibilidad de asociarse en un sindicato para defender sus derechos; todavía  cacarean empresarios diciendo que el trabajador es un desagradecido después de haberle matado el hambre, le arman sindicato.

Cada cuatro años los candidatos del establecimiento en sus aspiraciones presidenciales repiten el “Manual de cambios y reformas” inmerso en el “Programa de Gobierno” una vez elegidos terminan afectando a la mayoría del pueblo; por tanto en condición de minorías sigue predominando su poder político y económico, por eso les duele cuando coaliciones alternativas como el «Pacto Histórico» proponen soluciones de vida y de bienestar social a la gran mayoría de los sectores poblacionales sin discriminación y por el contrario las coaliciones de gobierno hacen hasta lo imposible para que Petro no ocupe el solio presidencial.

Otro de los grandes problemas que no escapa a la luz del día son los tugurios y las invasiones a lo largo y ancho del país por la falta de Politicas Públicas que defina un plan de vivienda masivo; sino por el contrario ofrecen un auxilio a quienes no tienen trabajo sin capacidad de ahorrar ¿Por qué el pueblo está demostrando en esta coyuntura y en las pasadas que existe la necesidad de gobernar con la visión de cambio social, económico, ambiental, cultural, que dignifique al ciudadano que durante décadas de décadas ha sido  explotado?; la opción inaplazable es “# ganar en la primera vuelta”. ¡A la carga! ¡Pueblo, por vuestra libertad! «Jorge Eliécer Gaitán»

Suscríbete a mi Web: agorarazon.com