Por: Redacción

La Entidad comprobó que Gabriel Alonso Ceballos Echeverri, emitió órdenes de pago sin que hubiera contrato de por medio, y cuyos valores se consignaron en una cuenta de su exesposa.

En fallo de primera instancia, la Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad general por ocho años al exdirector general de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Urabá (Corpourabá), Gabriel Alonso Ceballos Echeverri, por contratar servicios de transporte a un particular con el que la entidad no tenía una relación contractual.

La Procuraduría Delegada Disciplinaria de Juzgamiento estableció que el disciplinable ordenó cancelar a la empresa Serintra Ltda. $30.985.000 por cargar, movilizar y descargar insumos y productos forestales y, adicionalmente, emitió órdenes de pago y comprobantes de egreso, valores que se giraron a una cuenta de ahorros a nombre de quien para ese entonces era su esposa.

El ente de control corroboró que el servicio de transporte se utilizó de forma frecuente sin que para ello fuera elaborado documento alguno que soportara las obligaciones de las partes, ni se formalizara su modo de ejecución, y las prestaciones económicas no estaban dentro de las modalidades de pago previstas en la normativa vigente.

La conducta del Ceballos Echeverri, quien estuvo al frente de la dirección de la Corporación entre 202 y 2015, fue calificada de forma definitiva como falta gravísima a título de culpa gravísima, por desatención elemental.

Contra la decisión, procede el recurso de apelación ante la Sala Disciplinaria Ordinaria de Juzgamiento.

#politicaconlibertad